Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 21 de agosto de 2013

MÁS CRISIS QUE NUNCA

En las últimas semanas no publiqué ningún artículo en este blog. Estaba muy ocupado terminando mi libro con el título "Crisis" que debería salir en octubre. Últimamente no se ha escuchado tanto sobre rescates, reuniones de emergencia, intervenciones de bancos, etc. ¿Estamos superando la crisis?

Para decirlo en una frase: estamos en peor situación que nunca. Y aunque en la UE y la zona euro no se habla mucho de los problemas que sigue habiendo - no hay que olvidar que el 22 de septiembre hay elecciones en Alemania y no hay que preocupar al electorado alemán innecesariamente - hay factores que debemos recordar:

1. Los países emergentes (Brasil, India, Indonesia, etc.) sufren caídas importantes en sus bolsas debido a la retirada de capital que se destina ahora a invertir en deuda soberana norteamericana.

2. El anuncio del Banco Federal de EE.UU. de la posibilidad de reducir la producción de dólares (es el bien de exportación más importante de este país) está asustando a muchos inversores. La bolsa vive de estos dólares. Y no importa si esta medida al final se lleva acabo o no. En la bolsa, el factor psicológico importa mucho más que el sentido común.

3. Por primera vez desde el año 2007 vendieron los inversores extranjeros más bonos de EE.UU. que compraron. Esto es alarmante porque la deuda soberana de EE.UU. se financia - a diferencia de Japón, por ejemplo - sobre todo con compradores extranjeros. La venta de dólares es para EE.UU. absolutamente vital.

4. Desde el año 2000, EE.UU. ha aumentado su deuda en 11 billones de dólares. Y según Laurence Kotlikoff de la universidad de Bostón, EE.UU. se enfrenta a pagos (servicio de deudas, pagos por MediCare, pagos a pensionistas, etc.) por orden de unos 200 billones de dólares en los próximos años. Esta va más allá de cualquier imaginación y es - por supuesto - imposible de alcanzar a menos que uno devalúe la moneda. Y EE.UU. está en ello. Mala suerte para los que invierten en bonos estatales a 10 y 30 años. Para cerrar esta discrepancia, cabría otra posibilidad: doblar los impuestos en EE.UU. lo cual ahogaría su economía maltrecha de cuajo. Allí está el ejemplo de Japón que en su mercado de deudas (240% sobre el PIB) depende sobre todo de compradores nacionales. Y aún así no levantan cabeza desde hace 20 años.

5. Los bonos a 10 años de EE.UU. han subido a día de hoy al 2,8%, el índice más alto en mucho tiempo. Esto es uno de los indicadores que hace esperar un desplome de la bolsa.

6. La subida del precio de los bonos augura también una subida de los tipos de las hipotecas. Esto podría dar a traste con la ligera recuperación del sector inmobiliario en EE.UU.

7. Si la subida de los intereses hace explotar la burbuja de los derivados de tipos de interés (véase el artículo http://en.wikipedia.org/wiki/Interest_rate_derivative) por orden de unos 400 billones de euros, no hay dinero suficiente en el universo para torear esto.

8. Hablamos ahora de Europa: Grecia y Portugal no salen del hoyo. La situación en ambos países no ha mejorado a pesar de haber recibido cantidades importantes de dinero. No es tanto un problema de dinero, es un problema de la estructura económica y financiera de estos países.

9. Francia va de mal en peor. El paro sigue aumentando y Francia sigue sin aplicar medidas para flexibilizar su economía. Si Francia llegara a admitir su situación real, la zona euro sufriría un terremoto sin precedentes.

10. El endeudamiento de España sigue creciendo. La cifra ya ha alcanzado el 91% de PIB. Tendencia al alza. El 91% es lo que el gobierno tenía como meta para todo el año 2013. Y todavía estamos en agosto.

Y un último comentario: en los últimos meses, los medios no han dejado de hablar del estallido de la burbuja del oro. Es cierto que el oro ha bajado frente al euro un 20% en los últimos 12 meses. Pero alguien que ha comprado oro hace 5 años todavía ha acumulado una ganancia del 85% frente al euro. Los que son listos aprovechan la situación actual para cambiar sus trozos de papel y algodón llamados euros con oro como lo hace la gente en la India y en la China. Posiblemente no veremos un descuento así en mucho tiempo.

Y en cuanto a la "crisis": se ha instalado para empeorar y no salir hasta que el sistema financiero actual vaya abajo. 

2 comentarios:

Marcos dijo...

"Comamos y bebamos que mañana moriremos", ¿Cree que los gobiernos ya han renunciado a poner remedio por que ya no lo hay y echaran para adelante hasta que esto reviente?.

El clásico "ultimo recurso" de provocar una guerra parece que revolotea por muchos lugares, al fin de al cabo es un clásico de la teoría económica, ¿cree que son capaces de llevarla acabo?.

José dijo...

Remediar esta crisis con los medios que se proponen es como apagar un fuego con gasolina. Lo de la guerra es lo que vemos en nuestros días con Siria. Efectivamente, un método excelente de desviar la atención. Nuestros gobiernos son plenamente capaces de recurrir a ello cuando les conviene.