Se ha producido un error en este gadget.

martes, 14 de abril de 2009

PAUSA

Los lectores del blog ya se han dado cuento: no había publicaciones en los últimos 9 días. Y no los habrá de momento. Todo es cuestión de prioridades y este blog no figura entre ellas. 
Me he centrado sobre todo en asuntos económicos porque es el gran desafío de nuestros tiempos. Todo lo que he escrito, lo sigo afirmando. Se acercan tiempos de inflación.

Lo anuncié hace tres meses y el fin de semana el ministro de economía alemán dijo lo mismo. Me alegro. Lo que han aprovechado los últimos tres meses para prepararse saldrán menos damnificado. Los que todavía no se lo creen, lo verán.

Tiempos dificiles están por delante.

¡Qué Dios nos ayude, porque nuestros gobernantes no lo harán!

viernes, 3 de abril de 2009

SE ACABÓ EL ENCUENTRO DEL G-20...

... pero no sus consecuencias. 
Se prometió proveer 1 billón de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a los países más severamente afectados por la crisis. No es poco dinero. Pero sólamente en 2008, en los últimos 3 meses "la crisis" destruyó" 50 veces este importe. Y el FMI manifiestamente no ha servido de NADA en las últimas décadas. Podemos tener la absoluto certeza que cada céntimo entregado a este organismo será malgastado.

No se daban respuestas a las dos preguntas fundamentales:

1. ¿Quién paga?
2. ¿Quién gana?

La respuesta a la pregunta nº 1: nosotros, los ciudadanos, nuestros hijos y nietos (inflación, impuestos)
La respuesta a la pregunta nº 2: las empresas y estados que deberían haber declarado su insolvencia.

La bolsa subió ayer y hoy. ¿Por qué? Porque los inversores son en su gran mayoría seguidores del economista Keynes que creen que el endeudamiento y las medidas estatales lo arreglan todo.

Pero, desde ayer ...

¿...cuánta riqueza se ha creado? Ninguna.
¿... en cuánto ha aumentado la productividad de las empresas? En nada.
¿... cuántos recursos se han descubierto que no estaban anteayer? Nada que valga la pena.

¿Qué representa la subida en la bolsa? Respuesta: aire caliente. Y aire caliente sube. Hasta que se enfría.

El que cree que esta reunión del G-20 haya solucionado algo se equivoca. Lo que sorprende es la credulidad de algunos medios que auguran ya una nueva época de bonanza.

La bolsa sube de momento empujado por promesas vacías de un dinero que no se sabe de donde viene, de políticos que tienen credibilidad zero, bien porque entienden la crisis y no saben como arreglarla o bien porque no la entienden y piensan que saben como arreglarla. Mucha fe ciega tienen que tener los inversores en bolsa. Les deseo buena suerte. La necesitarán.




jueves, 2 de abril de 2009

G-20, FASCISMO Y EL SECRETO BANCARIO

En estos días vamos a dar otro paso hacia un nuevo orden mundial (no hay que olvidar que esto está literalmente escrito en latín en los billetes de dólar): el secreto bancario será cosa del pasado. En nuestro país, como en todos los demás de los que forman parte de los G-20, el Estado puede en cualquier momento intervenir la cuenta bancaria de una persona particular. Sin remedio. Lo que es nuevo es que los G-20 ahora obligan a los falsamente llamados "paraísos fiscales" de acabar con el secreto bancario. Si existen países soberanos como Liechtenstein, Suiza, las Bahamas, etc. que por la razón que sea no imponen impuestos a los ahorros depositados en sus bancos (o las empresas que allí operan), entonces es un asunto que depende única- y exclusivamente de la soberanía de estos países. Ni Liechtenstein, ni Suiza ni las Bahamas jamás han atracado ningún banco nuestro. Otra cosa es que el dinero que vaya a estos países proceda de operaciones ilegales. Evitar que estas operaciones se lleven acabo depende de los G-20, a cada uno en su territorio. Pero obviamente son incapaces de evitar crímenes de este tipo. Y por lo tanto, en un acto sin precedentes, obligan a su vez a los "paraísos fiscales" de someterse al dictado del G-20. Un paso más hacia una dictadura de corte fascista (unión y control de poder y capital) a nivel mundial. 

Una pregunta al final: ¿Si ahora acaban con el secreto bancario en los países llamados "paraísos fiscales", ¿quién acabará con el "desierto de impuestos" en nuestros países? 

 

miércoles, 1 de abril de 2009

TOPOLANEK - LA EXCEPCIÓN

La República Checa no forma parte de los G-20. Es una pena. Porque el jefe de gobierno de este país - que la semana pasada perdió una moción de censura en su parlamento y tiene los días contados - es el presidente de turno de la UE. Y parece que es el único de los 28 estados de la UE que tiene las cosas más o menos claras: dijo ante el parlamento europeo que el camino que ha escogido Obama para nacionalizar de facto la banca y las empresas en apuros es "el camino hacia el infierno." Tenía tanta razón, que en seguida la UE y el gobierno checo intentaron suavizar su afirmación y echaron la culpa en los traductores. Tradujeron bien. Lo que pasa es que lo que tradujeron no gustaba. A veces las verdades son crudas.

Los más probable es que los europeos van a verse empujados a abrazar una solución al estilo Obama este fin de semana. "Obamizar" la economía significa para los próximos años índices de inflación de DOS dígitos. Seamos más claros todavía: es el saqueo institucionalizado y legalizado de los ciudadanos por parte de sus gobiernos.

Apuesto que tengo razón en lo que acaba de escribir. Sino - y lo prometo públicamente - pediré disculpas a Obama por escrito y en carta certificada y además le pediré otra cosa: consejo como invertir mejor mi patrimonio. Y de paso le regalaré una moneda de oro.