Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 2 de abril de 2009

G-20, FASCISMO Y EL SECRETO BANCARIO

En estos días vamos a dar otro paso hacia un nuevo orden mundial (no hay que olvidar que esto está literalmente escrito en latín en los billetes de dólar): el secreto bancario será cosa del pasado. En nuestro país, como en todos los demás de los que forman parte de los G-20, el Estado puede en cualquier momento intervenir la cuenta bancaria de una persona particular. Sin remedio. Lo que es nuevo es que los G-20 ahora obligan a los falsamente llamados "paraísos fiscales" de acabar con el secreto bancario. Si existen países soberanos como Liechtenstein, Suiza, las Bahamas, etc. que por la razón que sea no imponen impuestos a los ahorros depositados en sus bancos (o las empresas que allí operan), entonces es un asunto que depende única- y exclusivamente de la soberanía de estos países. Ni Liechtenstein, ni Suiza ni las Bahamas jamás han atracado ningún banco nuestro. Otra cosa es que el dinero que vaya a estos países proceda de operaciones ilegales. Evitar que estas operaciones se lleven acabo depende de los G-20, a cada uno en su territorio. Pero obviamente son incapaces de evitar crímenes de este tipo. Y por lo tanto, en un acto sin precedentes, obligan a su vez a los "paraísos fiscales" de someterse al dictado del G-20. Un paso más hacia una dictadura de corte fascista (unión y control de poder y capital) a nivel mundial. 

Una pregunta al final: ¿Si ahora acaban con el secreto bancario en los países llamados "paraísos fiscales", ¿quién acabará con el "desierto de impuestos" en nuestros países? 

 

No hay comentarios: