Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 2 de diciembre de 2011

"AGUA NO IMPIDE LA DESHIDRATACIÓN"

Este artículo no es un chiste. Ninguno de mis artículo lo es.

¿Has leído bien el título? "Agua no impide la deshidratación". Es así, porque lo dice la UE. Mejor dicho: la comisión europea. Punto. Y si dices lo contrario puedes ir a la carcel.

Vamos por partes:

Los catedráticos alemanes Dr. Andreas Hahn y Dr. Moritz Hagenmeyer, que aconsejan a productores de alimentos como vender mejor sus productos, preguntaron oficialmente a la Comisión Europea si podrían promocionar la utilidad del agua en las etiquetas de sus botellas como apta para evitar la deshidratación. Porque en caso de sed, el agua viene de perlas, uno piensa en su ignorancia.

Durante tres (!) años, la Comisión Europea investigó el tema escrupulosamente y finalmente, en un congreso en Parma, Italia, al que asistieron 21 científicos europeos, el veredicto fue que:
"...el contenido reducido de agua en el cuerpo es síntoma de deshidratación, pero no algo que el agua potable necesariamente podía resolver."

Pero beber agua ayuda, ¿no?, piensa uno en su ignorancia.

"No", dice la UE.

Por lo tanto, a partir del 1 de enero se 2012 las empresas que venden agua tendrán prohibido escribir en las etiquetas de las botellas que el agua previene la deshidratación. En caso contrario, la pena por haber incurrido en un delito puede ascender a dos años de carcel. ¡DOS años!

El coste de tan brillante investigación supone millones de euros - a tí y a mí, los que financiamos con nuestros impuestos la Comisión Europea, el Parlamento europeo y todas las instituciones inútiles que existen a nivel europeo.

Mi conclusión: ¿hasta cuando permitiremos los ciudadanos de la UE que un organismo dictatorial, incompetente y compuesto por ladrones profesionales nos toma el pelo?

La crisis de endeudamiento se podría atajar simplemente disolviendo todas las instituciones europeas y buscarles a los burócratas y funcionarios europeos puestos de trabajo en la limpieza vial que mucha falta nos hace. Y ni siquiera será necesario pagarles un sueldo, porque con lo que ya nos han robado les basta y les sobra.

Un artículo con más detalles de esta historia en inglés y alemán se puede leer aquí o aquí.




No hay comentarios: