Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 22 de febrero de 2012

EUROPA SE MUEVE ... HACIA ABAJO


A consecuencia de la luz verde al segundo "rescate" de Grecia subió el oro. Es evidente que el Banco Central Europeo inflará al euro. Esto hace subir el precio del oro, piensan los inversores.

Pero la subida del precio del oro obedece a más factores: viene principalmente de nuevos compradores, principalmente del este de Asia. Y desde hace algún tiempo, los bancos centrales que hace años vendieron su oro, han cambiado de política: ahora compran.

El mensaje queda claro:
  • el rescate no funcionará,
  • Grecia no se salvará,
  • los bancos centrales de todo el mundo inflarán sus monedas.

Y ¿por qué no va a funcionar el rescate de Grecia?

Porque Grecia políticamente no está en condiciones de equilibrar sus presupuestos. De ser capaz, lo habría hecho ya hace un año. El país es lo más parecido a un agujero negro: absorbe todo.

En este sentido, el gobierno griego es como todo los demás, incluyendo el de EE.UU: son incapaces de remediar la situación. Entre otras cosas porque a los votantes no les gusta que se recorten sus subsidios y su estado de bienestar, conseguido a base de endeudamiento y no de trabajo como casi todos piensan.

En Grecia ya han tomado las calles, en España están a punto. En otros países las tomarán. Los votantes griegos quieren ser subsidiados para siempre por el extranjero. También los votantes de los demás países: ¡qué los demás compren nuestra deuda! Es decir: los chinos.

No hay soluciones que no cuestan nada. No hay rescates que funcionen. Grecia se hundirá. Pero no será el último país que lo hará.

En 2001, la onza de oro costaba 257 $. Lo que cuesta ahora podrás ver en el gráfico abajo a la derecha.

Oro no es materia prima. Es dinero. Es dinero que no se puede falsificar. Tampoco nuestros gobiernos. Porque a eso se dedican los bancos centrales, a petición de nuestros gobiernos: a falsificar dinero, es decir: a llamar al papel dinero.

¡El que tenga ojos, que lo mire! Y el que todavía no lo entiende, ¡qué siga durmiendo!

Lo que le van a despertar son los disturbios que se van a adueñar de nuestras ciudades y calles. El Titanic no se hundió en silencio.

No hay comentarios: