Se ha producido un error en este gadget.

martes, 14 de junio de 2011

EL BLOG SE REANUDA

Hace dos años y dos meses dejé de publicar artículos en mi blog. Tenía otras prioridades. Para mi asombro, he llegado casi a diez mil visitas a esta página sin hacer ningún tipo de publicidad. Juzgando por los artículos que se visitan, me he dado cuenta que las noticias económicas, sobre todo, gozan de cierta popularidad. Las visitas han venido de más de 70 países. ¡Qué nadie diga que el español no goza de popularidad en el mundo!

A raíz de los acontecimientos de los últimos meses, me he decidido volver a escribir. Serán artículos breves, pero espero que a la vez útiles.

No soy profeta ni vidente, pero lo que anuncié hace dos o tres años se está vislumbrando ahora con más claridad: el euro está acabado, el dolar está acabado y la crisis financiera que vimos hace dos años será un picnic en el campo en comparación con lo que se nos vendrá encima. Para darse cuenta de esto no es necesario ser "experto". Un poco de sentido común con un mínimo de información verídica es suficiente. Y esta información verídica, no esperes encontrarla en los discursos de nuestros políticos o los periódicos que obedientemente repiten en coro las mentiras oficiales. Y mientras nuestros gobiernos de cualquier color nos siguen mintiendo y vendiendo la moto, siento cierta responsabilidad de ser "aguafiestas".

Por cierto, los que hace dos o tres años tomaron en serio mis recomendaciones de comprar oro o plata no se habrán arrepentido.

Los que se rieron de mi cuando hace tres años anuncié el final del euro, han dejado de reír.

Y lo mismo han hecho los que invirtieron en la bolsa española porque supuestamente había tocado fondo.

La inflación de la cual hablé (puedes usar la función de búsqueda que está incorporado ahora en el blog) ya ha empezado. Oficialmente está entre el 3 y el 4 %. En realidad está cerca de los 8 %. Es decir: ya se ha empezado a desheredar sistemáticamente aquellos que tienen ahorros bancarios.

Por lo tanto, volveré a publicar en este blog. No todos los días - pero siempre que haya algo que valga la pena decirlo en público. No será un placer - pero es necesario.

No hay comentarios: