Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 21 de julio de 2011

MAÑANA ES OTRO DÍA - TAL VEZ

La fecha y hora asignadas a este artículo dejarán constancia que escribo estas líneas antes de que se publiquen los resultados de la cumbre extraordinaria europea para "salvar" al euro. Estamos a día 21 de julio de 2011, sobre las cinco de la tarde. Otro día en el que no se resolverá nada.

Los resultados de la cumbre son fáciles de resumir: comprar tiempo. Encontrarán una fórmula para que las cosas se tranquilicen durante un par de semanas más. No es una solución. Es lo que se llama "procrastinación".

"Procra ... ¿qué?"

¿No has escuchado nunca esta palabra? Es posible.
Pero apuesto a que sabes lo que significa porque alguna vez lo habrás practicado (lo siento por ser malpensador).

La palabra define lo que suele ocurrir en nuestra sociedad en todos los niveles: no resolver nada y dejarlo para mañana.

La palabra se define así, según wikipedia: La procrastinación (del latín: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro) o posposición, es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Desde hace tiempo no vivimos en una democracia, sino en una proscrastinacia (me felicito por haber inventado una nueva palabra). La inmensa mayoría de la gente que me rodea vive según la regla de oro de la procrastinación: "Nunca resuelvas hoy lo que puedes resolver mañana - o más tarde todavía".

Lo que va a pasar es otra vez lo que pasó en el cuenta de hadas "el traje nuevo del emperador": las bolsas y los mercados de divisas van a admirar al euro - por poco tiempo. Y los ciudadanos va a creer a los expertos financieros. Y a sus líderes. Porque ellos sabrán.

Pero.

Nuestros gobiernos no resuelven nada. Solo complican las cosas. A diferencia del rey Midas todo lo que tocan se convierte en .... cualquier cosa - menos en oro.

Vivimos literalmente al borde del abismo financiero. Y a pesar de lo que nos dirán hoy en las noticias de la tarde no se habrá resuelta absolutamente nada. Algunos hechos que se dan hoy:
  • Algunos bancos en Alemania ya ha empezado a limitar la posibilidad de hacer transferencias a cuentas en Suiza a 1000,- euros. El límite hasta el momento eran 10,000 euros. Esto es una medida nunca vista desde la Segunda Guerra Mundial.
  • En China crece la preocupación por las reservas de divisas. China posee de momento un billón de dólares americanos. El valor de este billón equivale básicamente al valor de papel reciclado de la misma cantidad. Pregunta al vertedero municipal cuanto vale.
  • En algunos países europeos escasean de nuevo las monedas de oro.
  • La Fed (reserva federal) de EE.UU. se prepara para la posibilidad de de una suspensión de pagos del gobierno federal en los próximos días. No se va a llevar acabo, porque procrastinarán el problema. Ganarán unos meses más, hasta el super bowl o más probable hasta las próximas elecciones.
  • El BCE (Banco Central Europeo) ha comprado masivamente deuda basura griega y portuguesa en los últimos días (sobre su valor real, véase el punto anterior sobre el valor real de la deuda americana).
  • Muchas residencias de ancianos en Austria han empezado a almacenar grandes cantidades de alimentos - por si acaso.
  • Existen planes de emergencia en la U.E. para sofocar disturbios populares por fuerzas especiales (¿disturbios causados por que? Es la pregunta del millón de los engañados).

La situación actual me recuerda peligrosamente de la situación en la Alemania de la república de Weimar, entre 1930 y 1933. Allí están los libros de historia, para ponerse al tanto. Los políticos en aquel entonces destacaban por una cosa: no resolver nada y mentir sistematicamente, sobre todo por temas económicos.

Y luego llegó Adolf Hitler. Elegido - por cierto - democráticamente y limpiamente.

Qué nadie diga que la historia no se pueda repetir. Me temo que vamos por el camino.

No hay comentarios: