Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 29 de julio de 2011

CUESTIÓN DE CONFIANZA


Este blog es sobre todo un blog de temas económicos, financieros y políticos. Porque son de los muchos temas que me interesan.

El mundo de las finanzas es ante todo un mundo de confianzas. La confianza de la gente en el dolar y el euro ha sido - hasta el momento - casi ilimitado.

Lo mismo ocurrió con los estados. "Too big to fail", demasiado grande para poder fallar. Ya no. Torres más altos veremos caer.

Esta confianza ilimitada ya es historia.

Ahora lo sabemos mejor. No solamente Argentina y Zimbabue pueden fallar. También EE.UU. Y Grecia, Irlanda, Italia, Portugal, España. También Alemania.

Hace dos años, la gente se reía cuando se hablaba del tema. Como por ejemplo en este artículo.

La situación en la zona euro es peor todavía, si cabe. Pero nuestros gobernantes siguen con su mensaje: No hay peligro, seguid durmiendo, pronto empieza la liga.

Son los que primero dijeron que no había crisis. Luego que no duraría. Ahora que está todo bajo control. Es la gestión de crisis al estilo de Chernobyl y Fukushima. La gestión de la incompetencia y la procrastinación.

Lo que tenemos ahora es una crisis de confianza. La gente poco a poco sospecha. Por eso sube el oro imparablemente desde hace casi 10 años. O mejor dicho: por eso bajan las divisas más importantes frente al oro. Imparablemente.

La gente empieza a darse cuenta que su confianza en el sistema financiero ha sido traicionado. El oro sube, porque el oro no se puede falsificar. Muy a diferencia de la contabilidad, las monedas y las transacciones financieras.

Es el momento de darse cuenta:

1. Llevamos años viviendo muy por encima de nuestras posibilidades
2. El estado de bienestar como lo hemos conocido estará muerto dentro de poco
3. Estamos ante un terremoto financiero de consecuencias incalculables
4. El estado democrático que respeta los derechos humanos estará muerto dentro de poco
5. El siglo XXI en Europa y EE.UU. será un siglo marcado por la dictadura y la violencia
6. Estamos ante un terremoto político de consecuencias incalculables porque la credibilidad del sistema político se acerca a zero

¿Por qué lo digo? Porque es evidente. Y porque mis abuelos lo han vivido. Dos veces. Y me contaron muchas veces como empezó. Para los demás hay libros que lo cuentan.



No hay comentarios: