Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de julio de 2012

UNA CRISIS MUNDIAL SIN PRECEDENTES

A estas alturas hasta el más optimista se habrá dado cuenta que el euro terminará en un fracaso sonado. Será la primera divisa en una larga serie. Lo que es sorprendente es que tantos se equivocan cuando buscan las razones por el fracaso. A continuación voy a sugerir siete:

1. FALSAS PROMESAS

La creación del euro preparaba supuestamente la unión europea como espacio de paz, libertad y bienestar. Sin embargo, las diferencias dentro de la zona euro nos llevan ahora al peligro de enfrentamientos civiles, de la anulación de derechos fundamentales de libertad y de un empobrecimiento de una parte de la población.

2. EURO DICTADURA

El proyecto europeo carece de apoyo democrático. La gran mayoría de los europeos nunca fue preguntado si querían la Europa que tenemos de momento. Y los que fueron preguntados lo rechazaron (Irlanda, Holanda, Francia). El euro es la moneda de una emergente dictadura anti-democrática. En una medida creciente la gente se da cuenta y los resultados pueden ser (y en algunos lugares ya son) enfrentamientos civiles sangrientos.

3. DESPRECIO DE LA DIVERSIDAD EUROPEA

La "burocratura" (mezcla entre burocracia y dictadura) de Bruselas quiere la unión a través de leyes absurdas. Europa no se puede unir ni culturalmente, ni económicamente y ni políticamente de forma voluntaria. La única posibilidad es hacerlo de forma involuntaria - en contra del la voluntad de la mayoría de sus habitantes. Los burócratas de la Comisión Europea regulan todo desde el tamaño, color y forma de una manzana que se vende en el mercado hasta el tipo de bombillas que usamos.

4. EQUIVOCADO ENTENDIMIENTO DE ECONOMÍA Y FINANZAS

El sistema monetario y económico es defectuoso y se basa sobre teorías equivocadas (sobre todo las teorías del economista Keynes). Desde hace décadas, el dinero se crea básicamente por endeudamiento. No tiene contravalor. El pago de intereses a los acreedores requiere un crecimiento contínuo que solamente se consigue a base de nuevo endeudamiento. Los que quieren limitar el endeudamiento realmente ponen en peligro a este sistema perverso. Los logros del estado del bienestar han sido basicamente financiados con dinero que no existe. El sistema de banca de reserva fraccional ha edificado el sistema bancario sobre una gran mentira: dinero que no existe porque no tiene contravalor.

5. IGNORANCIA E INCOMPETENCIA

El euro ha sido un error del sistema desde el inicio. Por lo tanto, el sistema debería ser reformado. Sin embargo, nuestros políticos solamente tratan los síntomas. Con muy contadas excepciones, nuestra clase política destaca por su ignorancia e incompetencia y su alejamiento de los problemas de la gente. No entienden ni los mecanismos financieros de forma adecuada, ni tampoco se dejan convencer de sus errores. Hablan un lenguaje que nadie entiende y responden a preguntas que nadie hace. Sin embargo, las preguntas de la gente quedan sin respuesta.

6. LA PRESIÓN POLÍTICA

Nuestros políticos solamente viven de elección en elección. No toman las decisiones necesarias porque temen que les va a costar votos. Por lo tanto, no resuelven los problemas, sino los aplazan. La estrategia  empleada es el engaño, la mentira y el ganar tiempo. Esto significa que la crisis cada vez se vuelve peor. La solución de los problemas se agrava y se hace cada vez más improbable.

7. LA RAÍZ DEL MAL ACTUAL

Es un tema del cual casi nadie habla. Desde que se quitó el patrón oro (es decir: el contravalor total o parcial en oro de una moneda) entre 1913 y 1971 se han creado inmensas cantidades de dinero que no guardan ninguna relación con la economía real. Desde 1970 y 2006, el patrimonio financiero del mundo se ha multiplicado por 40. Pero la economía real solamente ha crecido la tercera parte. Es decir: dos tercios del valor de las divisas mundiales no existe en realidad. El problema no es solo el euro. El problema es el dolar, la libra, los francos suizos y cualquier dinero que consiste de papel y que carece de contravalor suficiente.

Estamos ante el colapso no solamente del euro. Otras divisas seguirán. Estamos ante el colapso del sistema financiero mundial con desastrosas consecuencias. Lo que nos ha llevado a este punto es la mentira y el engaño. La crisis financiera es una crisis de valores. Y en el fondo una crisis de valores éticos.



No hay comentarios: